Riesgo financiero

Definición de riesgo financiero

El riesgo hace referencia a la posibilidad de que pueda ocurrir un suceso adverso a lo planteado y sus consecuencias. Por riesgo financiero se entiende la posibilidad de que ocurra un suceso  y que esta tenga unos efectos para un agente financiero y sus decisiones.

Riesgo financiero = Riesgo de insolvencia

Conocido también como riesgo de insolvencia o de crédito,  el término de riesgo financiero en un sentido amplio hace referencia no solo a la posibilidad de que los resultados obtenidos sean menores, sino también mayor rentabilidad de la esperada, teniendo en cuenta la incertidumbre que caracteriza a las operaciones realizadas en los mercados financieros y crediticios, al igual que a la volatilidad de éstos. Existiendo la posibilidad de que los mismos inversores realicen movimientos y acciones financieras que vayan en contra del mercado, con el fin de generar a través de estas decisiones movimientos adversos que generen perdidas o ganancias para una parte u otra, de acuerdo a la estrategia financiera y de inversión empleada en un momento determinado.

Ejemplo de riesgo financiero

Un ejemplo de riesgo financiero puede ser la posibilidad de que una empresa no pueda cumplir con sus obligaciones financieras, como por ejemplo, el pago de intereses o la amortización de las deudas. Un riesgo contraído previamente y típica como consecuencia de las obligaciones financieras fijas en las que debe incurrir una empresa. De esta manera se asocia frecuentemente al riesgo financiero con el riesgo económico ya que los activos que una empresa tiene y los servicios o productos que ofrece, hacen parte esencia en su estructura de endeudamiento.

Tipos de riesgo financiero

Entre los principales tipos de riesgos financieros se encuentra:

  • Riesgo de mercado: el cual se asocia como su nombre lo indica a las variaciones y cambios en los mercados financieros.
  • Riesgo de crédito: producido por el incumplimiento de las obligaciones de una de las partes en un contrato financiero.
  • Riesgo de liquidez o de financiación: el cual hace referencia a la posibilidad de que una de las partes en un contrato financiero no obtenga la liquidez necesaria para cumplir con sus obligaciones, pese a disponer de activos.
  • Riesgo operativo: entendido como la posibilidad de perdidas financieras, cuyo origen radica en fallas en procesos, sistemas internos, tecnologías, personas, o ya sea por la presencia de eventos externos e imprevistos.

Leave a Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *