¿Qué es un pagaré?

El pagaré es un título de crédito utilizado como medio de pago por el que una persona -librador o firmante- se compromete a pagar a otra -tenedor-, o a su orden, una cantidad de dinero en una fecha y un lugar determinados.

Cuando está asociado a una operación comercial, el carácter de este documento es similar al de una letra de cambio, ya que comparte con ella una regulación jurídica muy similar. Pero la diferencia con la letra es que en el pagaré coinciden las figuras del librador y el librado, y no existe un modelo oficial para él, aunque sí existe un modelo normalizado de pagaré de cuenta corriente que se utiliza en el ámbito bancario, válido para las entidades financieras españolas. Este tipo de pagaré es el que proporcionan las entidades de crédito a sus clientes en forma de talonarios o en papel continuo.

También puede hacer referencia a una promesa de pago emitida al descuento por una empresa, y también a una obligación o bono de características especiales en cuanto a su vencimiento, restricciones a los tenedores, interés variable, etc.

Un pagaré escaneado

Usos del pagaré

El pagaré se utiliza entre empresas mercantiles y profesionales como una herramienta que contiene una promesa de pago a futuro. Para el emisor de la deuda supone una buena manera de aplazar sus pagos, ya que le permite ajustarlos a su disponibilidad económica dependiendo del momento. Por lo tanto, se convierte en un instrumento de inversión financiera que las compañías utilizan para recibir financiación de inversores particulares sin tener que acudir a préstamos de la banca.

Comúnmente se le llama pagaré de empresa o pagaré corporativo.

Para el acreedor o beneficiario, también es un documento que posee unas ventajas indiscutibles relacionadas con la ejecutividad en la reclamación de su pago. Aunque el uso generalizado y sencillo de los pagarés es para realizar transacciones comerciales, también son utilizados para garantizar la mercancía, e incluso en disputas judiciales, como garantía de reparación de daños.

Además, continuamente son utilizados para cerrar tratos donde tienen la función de garantía, e imitan la función del aval o del fiador, sobre todo en algunos contratos de alquiler.

Descuento de pagarés

Dentro de los usos de este documento de crédito, encontramos asociado un servicio financiero cada vez más utilizado por las empresas que es el descuento de pagarés. Mediante esta operación, una persona puede anticipar el cobro de los mismos sin tener que esperar a la fecha de vencimiento. Junto con el factoring y el confirming es uno de los servicios financieros alternativos más utilizados.

Leave a Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *