Préstamos personales

Los prestamos personales

Los préstamos personales se conceden a personas que cualifican según los estándares de cada entidad bancaria y para diferentes motivos individuales, tales como adquirir vivienda, pagar deudas, etc. El tipo de interés en estos casos juega un papel esencial. Las entidades financieras son libres de ofrecer el tipo de interés que deseen, por lo que para estos préstamos el valor suele variar.

Cosas a tener en cuenta de los prestamos personales

Se debe tener en cuenta que los préstamos personales a muy corto plazo (menos de un año) o de cantidades pequeñas, las comisiones pueden llegar a ser muy importantes para el coste de la operación. De hecho, hay entidades que ofrecen operaciones a tipo de interés cero y que consiguen rentabilidad a través de las comisiones. En este sentidos, estos préstamos representan una fuente importante de ganancias y al mismo tiempo facilita el acceso a las personas al dinero

Tipos de prestamos personales

Existen 3 tipos de préstamos según el tipo de interés:

Prestamos con interés fijo

En este tipo de préstamos, el tipo de interés se mantiene igual a lo largo de la vigencia del contrato, y por tanto se conoce desde el principio el importe total de los intereses que se debe que pagar.

Con interés fijo, tanto la entidad financiera que ha prestado el dinero como el cliente, están expuestos a un fenómeno, denominado riesgo de interés que se da en los siguientes casos:

  • Si los tipos de interés disminuye, el cliente no se puede beneficiar del descenso, ya que puede pagar un precio superior al que lo haría si la operación la contratase en esos momentos.
  • Si los tipos de interés se eleva, ocurre lo opuesto, es la Entidad Financiera la perjudicada ya que el cliente no se repercute en el cliente.

Prestamos de interés variable

En esta modalidad, el tipo de interés se modifica a lo largo del periodo de vigencia del préstamo en función de la evolución del índice o tipo que se tome como referencia. Si vas a pedir un préstamo y quieres optar por un interés variable, debes comparar las ofertas y los previstos a futuro, tanto desde el punto de vista del margen o diferencia como del índice o tipo de referencia escogido (puede ser el euribor), debido a que se pueden presentar diferencias grandes entre unos y otros.

Préstamos de interés mixto

Estos préstamos se combinan períodos de interés fijo y de interés variable. De esta forma, se obtienen los beneficios de estas dos modalidades. Por ejemplo, es posible encontrar un préstamo en el mercado en el que se obtenga un tipo de interés fijo durante dos o más años tras el cual se inicie un período en el que el tipo sea variable.

Leave a Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *