¿Qué es la normativa PSD y PSD2?

PSD2 son las siglas en inglés de Second Payment Services Directive (la Segunda Directiva de Servicios de Pago en español), y que es el nombre de la Directiva Europea que regula y vigila los pagos a través de internet

Los orígenes de la normativa PSD2, de la que hablaremos a lo largo de este artículo, se remontan al año 2007, año en el que se inició su antecesora, la PSD (las mismas siglas pero sin la especificación de ser la segunda). 

La PSD fue el inicio de la apertura a la innovación financiera en el mercado europeo, donde hasta ese momento había grandes dificultades para todo lo que tuviese que ver con lo tecnológico, especialmente cualquier cosa que tuviese que ver con las operaciones transnacionales (hacer pagos entre diferentes países de la Unión Europea). Fue, en conclusión, el inicio de la zona única de pagos en euros o SEPA, de lo que hemos hablado en artículos anteriores.

La nueva normativa PSD2

La normativa PSD2 se aprobó en el año 2015 como sustitución a la PSD con la intención de dar un paso más en el refuerzo de la seguridad de los pagos electrónicos, y también para aceptar los operadores en el comercio online que han ido surgiendo a posteriori de la primera normativa al respecto.

¿Cuándo entró en vigor la normativa PSD2?

Aunque, como decíamos, la normativa se aprobó por la Comisión Europea en 2015, no ha sido hasta septiembre del año 2019 cuando entró en vigor en nuestro país. 

En la práctica, como iremos viendo, la normativa exige una doble autenticación al cliente a la hora de conectarse a su banca online, y esto será exigido por la misma cada 90 días.

¿Y cómo me afecta a mí la normativa PSD2?

La normativa PSD2 te afecta directamente en tu relación con el área online de tu entidad bancaria, es decir, en tu relación con la banca electrónica

Lo que pretende la normativa es afianzar la seguridad de tus datos, de tu banco, y de la realización de pagos electrónicos, y esto es gracias a la doble autenticación obligatoria cuando te conectes con el banco

La doble autenticación se asegura de formas distintas según la entidad bancaria: mientras algunos bancos, la gran mayoría, exigen además de introducir un código de acceso, otro código temporal que reciben en el teléfono móvil. Otros bancos apuestan por obligar a los clientes a tener la app en el móvil donde también deben introducir una doble clave.

Otra novedad a tener en cuenta es que a partir de la normativa PSD2 también ha mejorado la protección contra los fraudes ya que en caso de que se realicen pagos que no están autorizados, el cliente del banco solamente tiene que responder hasta los cincuenta euros, y a partir de ahí, es la entidad la que se hace responsable, algo que no era así con la anterior normativa.

Los nuevos operadores de la normativa PSD2

Una de las consecuencias de la nueva normativa PSD2 es que los bancos abren sus sistemas a terceros, que se sitúan entre el banco y el cliente y que son, básicamente, compañías tecnológicas o fintech, empresas de las que hablábamos en otros post. 

Estos nuevos operadores de los que hablamos dentro del marco de ésta normativa PSD2 son dos: 

  • Los PISP (Payment Initiation Service Provider) son softwares intermediarios entre los bancos y los comercios.
  • los AISP (Account Information Service Provider) son servicios que ordenan los datos de productos financieros en una plataforma de cada cliente.

Su nueva función como intermediarios, les ayuda a conseguir otras posiciones como son el posible futuro asesoramiento para los clientes, ya que conocen y analizan sus preferencias de pagos, entre otras muchas cosas, y también la posible futura financiación (por el mismo motivo de conocer sus condiciones con el banco). 

Al ser una normativa bastante reciente, pues aunque se aprobó en 2015 y se empezó a llevar a cabo en 2019, el arranque ha sido poco a poco y a medida que pase el tiempo, la evolución traerá nuevos parámetros a tener en cuenta. 

Esperamos haber podido resolver tus dudas y curiosidades con respecto a la nueva normativa PSD2, los cambios que significan con respecto a la anterior normativa PSD y también cómo afecta a nivel individual a cada usuario. Si todavía hay algún asunto que te ha quedado por entender, no dudes en escribirnos por comentarios.

¡Hasta la próxima!

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *