Modelos de negocio. ¿Cuales son los mejores?

Al hablar del concepto modelo de negocio, estamos definiendo una declaración de intenciones. Como tal, el modelo de negocio es la manera en la que aportamos un valor para el cliente, los que se diferencian del resto y consiguen fidelizar a quien van dirigidos. Más que un concepto, es un auténtico plan de identidad en el que vamos a proyectar el cómo lo vamos a hacer, a quién lo vamos a dirigir, y la manera en la que conseguiremos darle un punto que los diferencie de los competidores.

Si un modelo de negocio es lo suficientemente valioso, diferenciado y tiene un valor que le hace destacar, estaremos ante una propuesta de calidad que, bien orientada, puede tener posibilidades de éxito. Los factores que intervienen para que esto sea posible son variables, y a mayor número de elementos que lo hagan destacar, mejor será el resultado final

Los diferentes tipos de modelo de negocio

Los modelos de negocio pueden ser de diferentes tipos, de tal manera que generalmente se suelen hacer varias clasificaciones diferentes, agrupándose normalmente en:

  • Venta directa: Quizás sea el origen de los sucesivos modelos de negocio, el beneficio se obtiene por venta directa de un bien o un servicio.
  • Franquicias: Utilizamos nuestra imagen, marca y productos para que otros los vendan, todo a cambio de una comisión y/o porcentaje de facturación.
  • Suscripciones: Ofrecemos un producto o servicio de manera recurrente, de tal forma que se está abonando por una prestación de servicio o producto.
  • Afiliación: Ganar dinero ofreciendo un producto o servicio que se recomienda, del cual obtienes una comisión por ventas.
  • Freemium: Ofrecer un servicio de forma gratuita, pero en el cual pueden accederse a mejoras realizando uno o varios pagos.
  • Dropshipping: Tu canal de ventas ofrece unos productos que tú no tienes. Cuando alguien los compra, un proveedor lo envía por ti y recibes una comisión.

Modelos de negocio online, un valor en auge

La democratización de internet ha animado a muchas personas a emprender y proyectar su modelo de negocio. No todos los casos son de éxito, si bien es cierto que no suelen requerir mucha inversión inicial. A diferencia de un negocio físico, no hay alquiler de inmuebles, reformas o tener que cumplir un horario. Ahora bien, conviene afinar bien y ofrecer algo novedoso, hay ya mucho terreno quemado y lanzarse a ofrecer lo que ya ofertan los demás puede ser arriesgado. Sin embargo, es un modelo de negocio en alza, sobre todo tras la crisis que va a generar el COVID-19. ¿Se abren nuevos modelos de negocio? 

Modelos de negocio innovadores, la clave de la supervivencia

Tal y como hemos comentado, innovar es el secreto. El cliente lo sabe, y si no te distingues por lo que haces, serás “uno más”. Hay muchas maneras en las que podemos ofrecer innovación, ya sea por el tipo de producto en sí, por la manera en la que lo ofrecemos o factores como la exclusividad, por poner algún ejemplo.

Si pensamos en Amazon, su modelo de negocio es innovador por ofrecer un escaparate global con un catálogo gigantesco. Además de ello, ofrece servicio on line para suscriptores, como Amazon Music, Amazon Prime Video o Kindle. Llegó para cubrir un hueco que no estaba cubierto, y los resultados son evidentes.

¿Qué es el modelo de negocio canvas?

Desarrollado en 2011, es una forma de planificar un modelo de negocio como si de un lienzo se tratara, de ahí su nombre. Es la manera más clara de exponer los diferentes segmentos que necesitamos, para interrelacionarlos y que den una visión global clara de lo que se pretende.

La ventaja del canvas es su impacto visual y claridad, algo que va en sintonía con la manera que tenemos de procesar la información, de manera icónica. Por tanto, si conseguimos plasmar cual lienzo nuestro modelo de negocio con una adecuada exposición de los elementos, facilitaremos el trabajo de todos los implicados.

Estos son los elementos del canvas

En este modelo de negocio encontramos 9 elementos, que, interconectados entre sí, permiten dar una visión clara y global de nuestro modelo de negocio, ya sea el de una pequeña starup a una cadena de supermercados.

Sus elementos son 9:

  • Segmento de clientes: ¿A quién va dirigido?
  • Relación con los clientes: ¿Cómo te comunicarás con ellos?
  • Propuesta de valor: ¿Por qué interesa tu producto?
  • Flujo de ingresos: ¿Cómo generarás ganancias?
  • Canales: ¿Cómo vas a hacer llegar tu propuesta? ¿On line? ¿Tienda? ¿Suscripción?
  • Recursos clave: Lo que necesitas para llevar a cabo tu negocio.
  • Actividades clave: Lo que va a hacer tu negocio.
  • Asociaciones clave: A quién vas a necesitar para funcionar.
  • Estructura de costes: Analiza el coste que tiene tu proyecto y viabilidad.

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *