Marketing 2.0: Qué es y cómo utilizarlo

Hoy vamos con un tema que seguro da que hablar en las comidas y cenas de empresa, y más si trabajas en el mundo de la publicidad, y es que el Marketing ya no es lo que era, eso está claro, y en parte se debe a la evolución de las nuevas tecnologías y a los modos de usar Internet gracias a la Web 2.0.

¿De donde viene en término de Web 2.0?

El término de Web 2.0 se utilizó por vez primera en el año 2004, en una conferencia de Dale Dougherty de O’Reilly Media junto a Craig Cline de MediaLive, al hablar del renacimiento y la evolución de la Web. Con ese término se hacía referencia a la nueva generación de Webs basadas en la creación de contenidos compartidos y producidos por los propios usuarios.

Desde entonces se puede decir que hemos asistido a una revolución de la información y los contenidos, producidos, de forma directa o indirecta, por los usuarios o visitantes de ese site, principalmente jóvenes, que a su vez comparten con otros portales Web de las mismas características.

Es decir, ha entrado en escena el consumidor activo y creativo que intercambia experiencias, opiniones y comentarios.

Ahora la mayoría de los usuarios quieren participar en Internet de forma activa, presentar sus propios proyectos creativos y conocer los proyectos de otros.

Obligado estimular la creatividad

Gracias a la Web 2.0, Internet se ha convertido en el medio capaz de estimular la creatividad de los usuarios y el intercambio de producciones creativas. Esta actividad es capaz de generar una gran influencia en la percepción que se tiene de una empresa, una marca o un producto.

Las redes sociales se han convertido en foros en las que cualquier idea puede extenderse más rápido que en cualquier otro medio, por eso el Marketing debe encontrar la forma de introducirse en estas comunidades Web donde los usuarios se agrupan en función de gustos, aficiones u ocupaciones comunes y donde se pueden encontrar targets perfectamente definidos, que tienen en cuenta más las opiniones de los colegas al tomar una decisión de compra que la publicidad.

Si una marca consigue que se hable bien de ella en las redes sociales habrá conseguido una excelente herramienta de Marketing.

Un claro ejemplo de que las redes sociales sirven para apoyar una marca o una idea, sea del ámbito que sea, es la estrategia seguida por el movimiento de los indignados en los medios sociales. Para obtener éxito y mover a tantas personas fueron cambiando los hashtags en Twitter para que no quedaran obsoletos y crearon diferentes grupos en Facebook mediante los que propagaban las diferentes convocatorias de las concentraciones.

No obstante, las empresas deben tener en cuenta que el marketing 2.0 no funciona siempre con todos los anunciantes, depende de su público objetivo, del mensaje que quiere dirigirle y de cómo hacérselo llegar de una forma atractiva. Según el estudio Timescout, realizado por Tfactory, agencia alemana de marketing especializada en el público joven alemán, a este tipo de target les gustan los spots, sobre todo los que pueden ver por Internet, para ellos es un medio de entretenimiento y los coleccionan como si fueran piezas de arte. Según dicho estudio, el 50% de los jóvenes consultados, entre 11 y 29 años, busca buenos spots en Internet, los reenvían a sus amigos y los coleccionan. Si nuestra empresa se dirige a ellos, el Marketing 2.0 puede sernos de gran utilidad. Pero a partir de los 30 años, la implicación con el Marketing 2.0 es mucho menor.

Ejemplo

Una idea sencillamente genial para conseguir notoriedad de marca y aumentar la base de seguidores de Facebook es la promoción que ofreció del 3 al 30 de junio la empresa de vehículos de ocasión Cars&Cars, del Grupo Santander, creando “A precio de fan” una aplicación que podíamos encontrar en su página de Facebook y que posibilitaba que cada nuevo seguidor de dicha aplicación pudiera bajarle 10 euros al precio de venta de un coche (un SEAT Ibiza 1.6 16v que partía con un precio de salida de 7.000 euros) con sólo pulsar en la imagen del vehículo. De esta forma tan sencilla obteníamos información sobre el coche, sabíamos cuál era su precio a tiempo real y compartíamos nuestra acción a través de las redes sociales. Al finalizar la promoción, el coche se venderá por el precio resultante.

Para dar mayor visibilidad a la promoción y fomentar la participación, se expuso el coche en el Salón del Vehículo de Ocasión del recinto ferial IFEMA de Madrid, donde los visitantes pudieron visualizar en directo, a través de una especie de enorme termómetro el precio del vehículo a tiempo real.

 

Leave a Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *