Innovación de los mercados de pagos minoristas

Hoy en día con el uso de las nuevas tecnologías y la potencia de internet todos los días se abren nuevas fronteras.

La existencia de la SEPA también supone un impulso para la modernización de los mercados de pagos minoristas, armonizando el uso de Internet y la telefonía móvil, desde la iniciación del pago hasta la conciliación en un entorno seguro.

Innovaciones que han revolucionado la forma de pagar

Ya nos encontramos casi como si fuera normal con:

Pagos por teléfono móvil.

El Consejo Europeo de Pagos está desarrollando un marco de telefonía móvil para la iniciación y recepción de pagos basado en las transferencias SEPA y los pagos por tarjeta SEPA.

En estrecha colaboración con otros proveedores de servicios, está definiendo los requisitos básicos, las reglas y las normas técnicas que habrán de aplicarse para ejecutar pagos en todos los países de la SEPA por medio de un teléfono móvil, garantizando así la interoperabilidad con los servicios prestados por los diversos operadores en el mercado de pagos por móvil.

Pagos por vía electrónica.

El EPC está desarrollando un marco para los pagos SEPA por vía electrónica. En este sentido, se define el pago electrónico como un pago en el que, en el transcurso de una adquisición en línea, se realiza un adeudo directo en la cuenta corriente del comprador en línea y se informa directamente de ello al vendedor en línea, independientemente del lugar en que se encuentren el comprador y el vendedor.

A través de los sistemas existentes o de nuevos sistemas de pago electrónico ligados al citado marco SEPA, los consumidores podrán realizar pagos garantizados a vendedores en línea ubicados en cualquier lugar de los 32 países SEPA.

Facturación electrónica.

La facturación electrónica aumenta considerablemente la eficiencia de la cadena de suministro financiero, al integrar los procesos de conciliación y pago de las empresas.

La facturación electrónica contribuye a crear un entorno simplificado favorable a las empresas, con ventajas económicas potenciales muy significativas. A finales de 2007, la Comisión Europea estableció un grupo de expertos con el cometido de desarrollar, para el término de 2009, un marco de facturación electrónica que sustentara la prestación de tales servicios de forma abierta e interoperable en toda Europa.

Paralelamente, la Comisión ha presentado una propuesta de modificación de la Directiva del IVA que está destinada a poner en pie de igualdad las facturas electrónicas y las facturas en papel. Dada la estrecha vinculación entre los procesos de facturación y de pago, un marco europeo de facturación electrónica y la SEPA podrían resultar mutuamente beneficiosos.

En este sentido, Iberpay, está desarrollando la implantación de un Sistema de Intercambio de Factura Electrónica (SIFE) que interconecte a las distintas plataformas de factura electrónica utilizadas por las entidades financieras, de modo que se facilite y fomente la circulación de facturas electrónicas, así como de información adicional relacionada (cambios de estado, situación del pago de la factura y operaciones de “factoring”), cuando el emisor y el receptor de la factura se encuentran registrados en distintas plataformas.

 

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *