Financiación de las empresas

Financiación de empresas

La gestión de la financiación de las empresas consiste en dotar de dinero o crédito para obtener recursos o medios de pago que le permitan adquirir bienes y servicios, necesarios para el desarrollo de sus objetivos. Esta es una de las decisiones gerenciales más importantes puesto que implica la maximización de los recursos financieros y su influencia sobre el crecimiento de la empresa.

Fuentes de financiación

Existen varias fuentes de financiación para las empresas, generalmente divididas según su vencimiento y la procedencia o fuente de los recursos. En el caso del plazo de vencimiento, la financiación a corto plazo, es decir en menos de un año, se produce a través de créditos bancarios, líneas de descuentos y anticipos de clientes. La financiación a largo plazo, cuyo vencimiento se produce en un plazo mayor a un año, está representada por préstamos bancarios, contratos de leasing y renting (para adquirir los activos directamente), fondos de amortización y emisión de bonos.

Según la fuente de los recursos, la financiación puede dividirse en interna o la externa. La financiación interna o autofinanciación constituye los fondos que la empresa ha generado gracias a su actividad producido y que son reinvertidos en ella misma. Estas reservas son gestionados de acuerdo con los estatutos de la misma empresa ya que puede decirse con son auto-préstamos que hay que devolver.

El capital

Asimismo, el capital en forma de acciones es también una fuente de financiación interna debido a que se refiere al capital que los socios de una empresa presentan para obtener mayores beneficios a cambio. Estas acciones pueden ser convertibles, preferentes, corrientes o acciones sin derecho a voto.

Por otro lado, la financiación externa recurre a terceros para obtener el dinero, esencialmente a través de financiación bancaria, emisión de bonos u obligaciones y capital de los llamados inversores, accionistas, acreedores u entidades de crédito.

Financiación pública

Para las empresas de carácter público, la financiación se obtiene del capital de las administraciones públicas, también llamadas subvenciones. No son reembolsables y deben usarse estrictamente para adquirir activos o para la utilización de los recursos disponibles.

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *