Factoring

Actualmente, las empresas se encuentran en la difícil situación de tomar la decisión acertada sobre cómo financiar su negocio y que tipo de herramienta utilizar para ello. Las empresas cada vez tienen más dificultades a la hora de solicitar financiación bancaria y de acceder a líneas de crédito para financiar sus necesidades de circulante. Por eso es necesario que todas las empresas conozcan las alternativas de financiación que existen, como el factoring, una solución para disponer del dinero de las facturas por anticipado y así obtener la liquidez que la empresa necesita para dar un impulso a su negocio.

¿Qué es el Factoring?

El Factoring no es más que el anticipo del importe de las ventas que ha realizado la empresa, por parte de una entidad financiera. La empresa cede a dicha financiera las facturas emitidas a sus clientes, para que sea ésta la que le anticipe el cobro de las facturas y además se encargue de la gestión del cobro de sus clientes.

La financiera puede cubrir los posibles impagos de facturas adelantadas, asegurando así la cobertura de insolvencias mediante la modalidad de factoring sin recurso.

¿Por qué usar Factoring?

Una de las grandes ventajas del factoring sin recurso, es el hecho de trasladar el riesgo de insolvencia a la financiera, eludiendo así la responsabilidad de la empresa por la falta de solvencia de su cliente.

La comodidad que representa éste tipo de financiación, radica en que tan sólo se necesita la presentación de las facturas que se quieren adelantar para poder conseguir la liquidez necesaria.

Cualquier tipo de empresa, independientemente de su tamaño y sector, puede utilizar ésta herramienta para obtener financiación para su empresa sin esperar al vencimiento de las facturas y solucionar así la gestión del cobro de las mismas.

El Factoring es una forma de financiación cada vez más extendida, para que las empresas puedan financiar su capital circulante de forma sencilla, rápida y segura.

Factoring como método de financiación

Para ayudar a financiar a las empresas, el factoring es una de las opciones más viables. Esta consiste en un contrato donde una empresa realiza una cesión de créditos y facturas comerciales a una entidad financiera a cambio obtiene dinero de forma inmediata, aunque con un descuento. Los bancos o las cajas de ahorro son generalmente las sociedades de factoring y prestan servicios  a las empresas para la gestión de cobros, administración de cuentas o cobertura de riesgos y financiación.

Entidades de factoring

Las entidades de factoring tienen la capacidad de asumir el riesgo crediticio o de cambio si la factura es en otra divisa, así como la gestión de cobro y asesoramiento financiero a los deudores.El factoring o factoraje suele ser utilizado por pequeñas y medianas empresas a fin de satisfacer sus necesidades de flujo de caja o capital circulante, particularmente en países en los que el acceso a préstamos bancarios es bastante limitado. En este sentido, el factoraje es útil para este tipo de empresas que venden a multinacionales a grandes empresas con altos niveles de solvencia crediticia.

Los créditos cedidos son en realidad documentos en cualquier forma admitida en derecho, desde facturas, recibos, letras, pagarés, certificaciones u otro documento de cobro. Del mismo modo, los créditos están instrumentados en operaciones corrientes de la misma empresa, habitualmente del flujo de venta de sus productos o de los servicios a terceros.

Como un control de las herramientas de cuentas a cobrar, el factoring es una de las vías más rápidas  para adelantar el mecanismo de cobro sin necesidad de recurrir a fórmulas como el descuento comercial. Es así como se puede inferir que el factoring es un servicio financiero con características únicas, tanto en el mecanismo de anticipo de crédito como en las consecuencias de impago que se pueden generar.

Ventajas del factoring

Entre las ventajas del factoring se puede mencionar el soporte gracias a las entidades financieras de la clasificación de crédito y la eliminación de la gestión administrativa de las cuentas de cobro, reduciendo así la carga de las empresas de modo que puede enfocarse en la producción y comercialización de su producto o servicio.

Leave a Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *