¿Qué es el crowdfunding?

Hoy vamos a hablar sobre qué es exactamente el Crowdfunding, para qué sirve y por qué está en auge desde hace algunos años.

La palabra Crowdfunding proviene del inglés y es la unión de dos palabras diferentes: “Crowd”, que significa en inglés multitud, y el verbo “Fund” que significa financiar. En conjunto, la palabra Crowdfunding significa financiar o financiando con la multitud.

Para que lo entendamos, el Crowdfunding es la financiación colectiva, y lo que trata de conseguir es que la comunidad o núcleo común de una persona determinada, pueda ayudar apoyando económicamente un proyecto de esa persona.

El Crowdfunding, por tanto, da la oportunidad a que una persona pueda conseguir el dinero necesario para llevar a cabo su proyecto, sea de la naturaleza que sea. 

Las personas que participen en el crowdfunding se convierten en mecenas gracias a sus aportaciones económicas al proyecto. Las aportaciones económicas son muy variadas y nunca se suele exigir un máximo o un mínimo, sino una cantidad voluntaria. A cambio de dicha aportación, la persona que finalmente consigue llevar a cabo su proyecto gracias a la financiación del crowdfunding, ofrece algo a cambio, lo que se conoce como recompensa.

Dichas recompensas normalmente son una copia de la reproducción del proyecto. Por poner un ejemplo, una persona que recurra al crowdfunding para grabar su propio disco o escribir su propio libro, después enviará una copia firmada a las personas que han sido sus mecenas y han financiado con sus aportaciones el proyecto.

En cualquier caso, para llevar a cabo un crowdfunding de forma correcta y transparente, una persona debe de establecer un plan concreto de actuación donde cada uno de los pasos se transmitan a las personas que han participado y a los que puedan participar: cuál es la meta, cuánto dinero exacto hace falta para conseguirla, cuál será el plan una vez conseguida y cuáles serán exactamente las recompensas a cambio de participar.

Un ejemplo de Crowdfunding:

En Estados Unidos la opción del crowdfunding es muy común y empleada en el mundo de la música, donde muchas cantantes o grupos no consiguen ser contratados por ninguna discográfica o no están de acuerdo con las exigencias de éstas y recurren al crowdfunding para que sus seguidores les ayuden a conseguir una grabación.

Aunque en España todavía no está tan extendido, si que existen ejemplos de varios grupos que han recurrido a ello. El grupo de música indie IZAL ha recurrido ya en dos ocasiones a grabar un disco gracias a la oportunidad que da el crowdfunding. En el año 2013, con una idea general de cómo querían que fuese su siguiente disco, pidieron ayuda a sus seguidores y a través de sus donaciones en crowdfunding consiguieron la financiación necesaria para grabarlo. A cambio, los mecenas no solamente recibieron, por supuesto, una copia del disco sino que además accedieron a material exclusivo sobre otras grabaciones del grupo y un producto mucho más personalizado.

¿Cuáles son las tres mejores plataformas de crowdfunding?

La calidad de una determinada plataforma de crowdfunding es muy relativa, pues sobre todo dependerá de qué tipo de proyecto tenemos en mente. Según el tipo de proyecto, las ventajas y desventajas de unas y otras plataformas se harán evidentes. 

Nosotros te traemos tres plataformas de crowdfunding que consideramos muy útiles para proyectos concretos:

  1. Migranodearena.org: Es una plataforma solidaria de crowdfunding, por lo que no existe el concepto de recompensa ni tampoco hay cobros de interés por emplear la plataforma. Está pensada específicamente para ONGs o personas que quieren ayudar a ONGs a conseguir financiación para asuntos específicos.
  2. VERKAMI: es una plataforma de crowdfunding especialmente pensada para proyectos culturales o artísticos, que pretende ser una alternativa a las financiaciones tradicionales en éste área. 

A la hora de hacer un proyecto de crowdfunding se fija un objetivo económico (una cantidad mínima a la que hay que llegar para desarrollar el proyecto) y solo se da el dinero al promotor del proyecto si se llega a dicha cantidad, si no es inmediatamente devuelto a todos los mecenas.

  1. Teaming: la plataforma que funciona mediante micromecenazgo, está pensada para proyectos sociales dentro y fuera de nuestras fronteras y simplemente se pide donaciones permanentes de 1€ al mes a cada persona que se hace partícipe.

¿Qué tipos de crowdfunding existen?

Hasta ahora hemos ido hablando del tipo de crowdfunding más usado, que es el que funciona mediante recompensas para los mecenas. Sin embargo, existen varios tipos de crowdfunding, que son útiles para diferentes tipos de proyectos, y vamos a hablar de ellos a continuación:

  • El crowdfunding de recompensas, sobre el que hemos ido hablando, es el que ofrece a los mecenas que financian un proyecto algo a cambio que deben conocer previamente.
  • El crowdfunding de donaciones, que también hemos mencionado brevemente, es el que se suele utilizar por organizaciones sin ánimo de lucro. Por ello, las personas que financian el proyecto no reciben nada material ni físico a cambio, simplemente apoyan un proyecto en el que creen.
  • El crowdfunding de préstamos, llamado también crowdlending, en el que las aportaciones económicas de las personas que financian el proyecto se devuelven a posteriori como si de un préstamo se tratase.
  • El Equity crowdfunding, o crowdfunding de inversión, es en el que las personas que apoyan económicamente un proyecto reciben a cambio participaciones de él, es decir, algo así como acciones como si de una empresa se tratara.

Otro tipo de crowdfunding: el inmobiliario

Existe también el crowdfunding inmobiliario, que es el que ha empezado cada vez más a utilizarse en el mundo de la inversión inmobiliaria.

Para todas aquellas personas a las que les apetece empezar a invertir en temas de inmuebles, pero no quieren o no pueden depositar una enorme cantidad de dinero de primeras, existe el concepto de crowdfunding inmobiliario donde un grupo de interesados se juntan para comprar en conjunto inmuebles que luego venden o alquilan.

¿qué tiene que ver esto con el equity crowdfunding?

Si estabas leyendo ahora mismo sobre el crowdfunding inmobiliario, seguro que has pensado que tiene mucho que ver con uno de los cuatro tipos de crowdfunding de los que hablábamos con anterioridad, que es el equity crowdfunding o crowdfunding de inversión.

Efectivamente, el mundo inmobiliario es donde más se está empezando a utilizar el método del equity crowdfunding donde un grupo de personas que quieren invertir (cada uno con sus posibilidades o limitaciones personales) deciden invertir en algo de manera conjunta en lugar de individualmente para convertirse todos ellos en algo así como accionistas del bien común.

Por supuesto es bastante importante el hecho de que todos estos inversores hayan hecho un estudio común de qué es lo que desean y cuáles son sus prioridades, ya que deben de estar de acuerdo en la toma de decisiones sobre las inversiones.

Que pasa entonces con el crowdlending:

El crowdlending, aunque surge de la idea del crowdfunding o el micromecenazgo, es en realidad un método alternativo a los préstamos que tradicionalmente ofrecen las entidades bancarias

Muy a menudo los bancos exigen unos requisitos mínimos para ofrecer préstamos que muchas personas o muchas empresas no pueden cumplir. Bajo esta premisa se entiende el nacimiento del crowdlending donde una multitud de personas dan la posibilidad a una empresa de ayudar con una cantidad económica (cada persona la que quiera o tenga) que mediante un contrato de préstamo se le devolverá con los intereses pertinentes.

Así, las empresas o pequeños proyectos que están iniciándose tienen una alternativa a pedir un préstamo bancario, con menores intereses y además con la visión positiva que significa haber conseguido iniciar un negocio mediante la financiación de muchas personas que han confiado, en cierta forma, en él.

Crowdfunding VS Crowdlending

Realmente, aunque el nexo de unión entre ambas formas de actuación es el hecho de tener una comunidad o un núcleo de personas detrás de tí que te avale y te apoye en tus proyectos, los dos conceptos son muy diferentes.

El crowdfunding parte de una idea altruista, pues aunque existan las recompensas, nunca son cosas que supongan el mismo valor que la financiación económica y surge, sobre todo, por la idea de querer que una persona cumpla un sueño. Sin embargo el crowdlending es una forma de invertir y de depositar una cuantía económica que esperas que, en algún momento, te de algo a cambio.

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *