El coste ¿oculto? de los productos y servicios bancarios

El coste de los productos y servicios bancarios está formado por dos elementos, los intereses y las comisiones.

Los intereses

Los intereses son el precio que se paga por conseguir dinero del banco durante un período de tiempo. De este modo, dependerán del volumen de capital prestado, del tipo de interés fijado y del tiempo.

Por ejemplo, por un préstamo de 10.000 euros a seis meses a un tipo anual de interés del 5 por ciento, tendrás que pagar 250 euros de intereses:

(10.000 x 0,05 x 180) / 360 = 250 euros

Las comisiones

Las comisiones las cobra el banco para compensar los servicios que presta, por ejemplo, estudiar una operación de préstamo o enviar una transferencia. Dependerán del volumen de recursos utilizados, expresándose como un porcentaje o una cantidad fija. Por ejemplo, si por estudiar la operación de préstamo anterior el banco te cobra un 1 por ciento, tendrás que pagar 100 euros en concepto de comisión de estudio:

10.000 x 0,01 = 100 euros

 

Los bancos tienen libertad para decidir los servicios que ofrecen, así como para fijar sus comisiones bancarias. No obstante, no te podrán cargar comisiones por servicios que no hayas aceptado o solicitado en firme, ni cobrarte dos o más veces por el mismo concepto. Has de saber que la normativa que regula la transparencia informativa en las operaciones bancarias, exige que el banco te ofrezca una información personalizada sobre lo que te va a cobrar, antes de prestar los servicios.

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *