Los contratos forward

En este artículo vamos a hablar  de una modalidad bastante actual de contratos que se utiliza en el mundo de las finanzas:

Los contratos Forward son contratos pensados para un largo plazo, y que sirven para vender o comprar un activo con un precio fijo que se reflexiona previamente, y también con una fecha límite determinada. 

Los contratos Forward son considerados por el área y las personas que más uso hacen de ellos como algo extra bursátil, es decir, que no tienen que ajustarse a los parámetros de un mercado determinado sino que tienen las mismas condiciones y características sean donde sean. 

Cuando hablamos del hecho de que estos contratos se produzcan fuera de mercados contratos, solemos referirnos a que se producen en lo que se conoce como el mercado OTC (Mercado Over The Counter). Ésta es la principal diferencia que existe con otro concepto que son los futuros financieros, y es que éstos últimos sí que están dentro de los mercados convencionales y son regulados, por lo que a su vez pueden cotizar en bolsa, no como los contratos Forward.

Lo que sucede en el mercado OTC es que no existe ningún tipo de regulación, como decimos, ni tampoco hay nadie ni nada que garantice ningún cumplimiento de nada ni que medie entre las partes implicadas.

Básicamente, este tipo de contratos, que también se suelen llamar contratos a plazo, funciona mediante la liquidación, ya que aunque la compra-venta del activo se producirá en una fecha determinada del futuro, el precio será el que se establezca hoy (el día que se firme el contrato).

Esto sin embargo tiene sus variaciones, lo que se conoce como cláusulas de estabilización, que se pueden introducir en los contratos con referencia a valores como el precio del oro o las monedas extranjeras.

El activo subyacente puede subir o bajar durante lo que se conoce como tiempo Forward y esto afectará positiva o negativamente al vendedor y al comprador: Si el precio del activo subyacente sube hasta el momento en el que se produzca el intercambio, favorecerá al comprador, mientras que si baja, favorecerá al vendedor.

¿Cuáles son las modalidades de contrato Forward?

Mencionábamos con anterioridad la diferencia entre los contratos Forward y los futuros financieros, y es que los contratos Forward no atienden a ningún tipo de norma ni de garantía de cumplimiento, pero se realizan en una absoluta libertad entre ambas partes de la negociación. 

Algunas modalidades dentro de los contratos Forward son los Break Forward, que son contratos a plazo que se revocan en un momento determinado, o los Range Forward, que son los que establecen un rango de precios en el que moverse.

Algunas otras modalidades o tipos de contratos Forward son los Forward de divisas, los de materias primas o dos bastante empleados como son los Forward Rate Agreement, también llamados contratos FRA (Forward de tipos de interés) y los Fraption (que tienen relación con los FRA).

Ejemplo de un contrato Forward:

Los contratos Forward están pensados para personas o entidades que quieran adelantarse o que tengan un plan determinado asegurado en el futuro y tengan miedo a que los rangos de precios o las circunstancias cambien. 

Un buen ejemplo de contrato Forward sería el que se formase, por ejemplo, si alguien decidiese que se va a mudar a otra ciudad en un plazo determinado de tiempo, cinco años, por un acontecimiento que sabe al 100% que va a suceder, que se va a casar, por ejemplo. 

Como sabe que de aquí a cinco años va a dejar la casa y la vida que tiene en su ciudad para irse a otra, puede ponerse a pensar qué hacer con todas las cosas que tiene en su ciudad natal y que no podrá llevarse a la nueva en la que convivirá con su pareja en su futuro matrimonio. Algunas de estas cosas son: el coche, que no le compensa llevarse porque allí su pareja tiene otro mejor, la casa en la que vive en caso de que sea en propiedad, el garaje en el que deja el coche o cualquier otra cosa.

Una idea estupenda e idónea para esta situación tan específica, sería ponerse en contacto con alguien que quiere comprar alguna de estas pertenencias, y al que le beneficia que no sea ahora mismo sino dentro de cinco años porque así le da tiempo a reunir el dinero y poder permitírselo. Para ello establecen hoy un contrato de compra-venta con un precio estipulado, que se cumplirá dentro de cinco años: un contrato Forward.

¿Un contrato futuro que es?

Un contrato a futuro parte de la misma base que un contrato Forward, es decir, un contrato en el que se negocia sobre la compra-venta de un activo hoy, pero que pasa a pertenecer al comprador en un futuro determinado. 

El concepto es más o menos el mismo que el del contrato Forward, sin embargo en el caso del contrato a futuro, estos sí están estandarizados y cuentan con términos y condiciones fijadas previamente. En los contratos futuro ambas personas pueden recurrir a algo o alguien en caso de no haber conformidad, mientras que en los contratos Forward, la libertades absoluta con respecto a las condiciones, a los términos y a todo lo demás.

Los contratos futuro no se negocian en el mercado OCT del que hablábamos con anterioridad, sino que, por ejemplo en nuestro país, España, se negocian en un mercado organizado que es el MEFF. Este hecho nos da la confianza de poder saber de antemano la liquidez, no como en el caso de los contratos Forward donde únicamente podemos confiar en la palabra y el cumplimiento de la otra parte del contrato.

Además, los contratos a futuro están contemplados en una cámara de compensación en la que se plantea la posibilidad de que una de las partes del contrato no cumpla con lo debido, mientras que en el caso de los contratos Forward no existe ésta cámara y en caso de que una parte del contrato no cumpla, exista el riesgo de que la otra pierda.

Esperamos que haya quedado claro qué es exactamente un contrato Forward y en qué casos puede ser útil realizar uno, siempre conociendo de antemano los riesgos y si nos compensa o conviene más, según las circunstancias, que un contrato a futuro.

¡Hasta la próxima!

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *