El sistema financiero

Hoy vamos a hablar sobre cómo funciona exactamente el sistema financiero, de qué forma influye en el movimiento general del dinero y cómo es la relación entre los prestamistas y los prestatarios, pretendiendo hacer seguro el sistema en el que se paga y se cobra. Comencemos:

Definición del sistema financiero

Se entiende por sistema financiero al conjunto de instituciones, mercados, medios e instrumentos cuyo objetivo final es el de canalizar y redireccionar el flujo de fondos.

Esto se desarrolla o bien en forma de ahorro o bien en forma de excedente, producido por las instituciones, compañías, estados y economías domésticas.

La intervención del sistema financiero facilita el intercambio de estos hacia otras economías, empresas, o estados, ya sea para la realización de proyectos de financiación, de inversión, de planes para el consumo o de cualquier otra actividad que se pretenda desarrollar.

¿Cuáles son las funciones del sistema financiero?

Generalmente, el sistema financiero tiene las siguientes funciones:

  1. En primer lugar está la de garantizar una mejor asignación de los recursos financieros, es decir, mejorar la gestión de los recursos dentro de la economía en términos necesarios de costos, plazos, volumen, beneficios, naturaleza y cuantía de la actividad que se pretenda desarrollar.
  2. En segundo lugar también estará buscar la estabilidad y el desarrollo de toda actividad financiera y monetaria, entendiendo esto como la política monetaria de un Estado.

Los jugadores dentro del sistema financiero

El sistema financiero es el punto de encuentro en el cual se interrelacionan dos tipos de agentes económicos:

  • Los oferentes
  • Los demandantes
  • Instituciones financieras

Por un lado, tenemos a aquellos que ofrecen fondos o los ahorradores, quienes al tener un excedente de dinero, desean prestarlo para obtener más ganancias y beneficios. Normalmente suelen ser los hogares, al igual que las empresas y algunas administraciones públicas.

Por otro lado, tenemos a los que demandan fondos, los cuales necesitan dinero para llevar a cabo sus proyectos, siendo estos en su mayoría empresas o entidades estatales, y en un menor grado, las familias.

Otros actores importantes en esta relación son las instituciones o intermediarios financieros, quienes conectan de una mejor manera tanto a oferentes como demandantes a la hora de obtener un mejor grado de seguridad, rendimiento y agilidad en sus trámites.

Estos intermediarios suelen ser bancos, cooperativas de crédito, empresas dedicadas al negocio del leasing, fondos de inversión, cajas de ahorro, entidades aseguradoras, fondos de pensiones y de inversión, entre otros.

Los instrumentos más utilizados dentro del sistema financiero suelen ser los siguientes: productos bancarios, que por lo general, pueden ser depósitos o cuentas.

Otros instrumentos son los productos de inversión tales como fondos, bonos y acciones, mejor conocidos como activos financieros. También son instrumentos los planes de pensiones y por último los seguros de cualquier tipo.

El sistema bancario

Como decíamos, existen actores absolutamente fundamentales en la relación entre prestamistas y prestatarios y son los intermediarios, dentro de los cuáles podemos englobar al sistema bancario, que es el que realiza principalmente la función de mediación.

Ya hablamos en artículos anteriores sobre quienes y de qué forma son las instituciones o entidades que conforman el sistema bancario, y por qué es en su totalidad uno de los agentes más importantes dentro del movimiento económico que se realiza en el sistema financiero. La labor que en España realiza el Banco de España es la de regular y supervisar todos los movimientos financieros que se realizan en nuestro país para así asegurarnos de que la relación entre los jugadores del sistema financiero sea justa y proporcional.

La estructura del sistema financiero

Si hablamos de la estructura que tiene el sistema financiero español, debemos empezar por tener en cuenta que hay dos columnas diferentes entorno a las cuáles se forma toda la estructura: las entidades monetarias y las entidades que no son monetarias. 

Dentro de las entidades monetarias a la cabeza se encuentra el Banco de España, como mencionamos anteriormente, y también están básicamente todas las entidades de crédito, fondos de mercado monetario y las entidades de depósito, así como el Instituto de Crédito Oficial.

Además, la otra parte de la estructura del sistema financiero de España la conforman las entidades no monetarias como son los intermediarios financieros, donde podemos nombrar a:

  • Las Sociedades de Valores
  • Sociedades y Fondos de Capital de Riesgo
  • Las Instituciones de Inversión Colectiva Inmobiliaria.

A estos intermediarios financieros debemos añadirle la existencia de los auxiliares financieros , que son básicamente el complemento de los primeros y entre los que se encuentran las agencias de rating o las sociedades de tasación.

Esperamos haber hecho un resumen útil de cómo funciona el sistema financiero, pero si todavía os ha quedado alguna duda o queréis añadir algo que echéis en falta, no dudéis en escribirnos a través de los comentarios.

¡Hasta la próxima!

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *