Características de inversión de los activos monetarios

Hoy vengo con un post un poco más corto de lo habitual, pero que creo será aclaratorio para mucha gente, hay veces que lo bueno y breve, 2 veces bueno 😉

Características de los activos monetarios

Las principales características de los activos monetarios son las siguientes:

  • Negociación al por mayor: se negocian grandes cantidades de recursos financieros porque sus participantes son grandes empresas o entidades financieras.
  • Escaso riesgo: principalmente por la solvencia de estas entidades, junto con las garantías reales que, en ocasiones, son aportadas.
  • Alta liquidez: los activos tienen grandes posibilidades de negociarse en los mercados secundarios organizados.
  • Negociación directa: aunque suele realizarse a través de intermediarios (brokers y dealers) los participantes pueden negociar directamente. Existe un alto grado de desintermediación y los clásicos intermediarios (bancos o cajas) se limitan generalmente a una función de comisionistas.
  • Flexibilidad, imaginación e innovación: aparecen continuamente nuevos activos y nuevas técnicas de emisión (forma en que se fija el precio).

Una de las características fundamentales que diferencian al activo monetario son las distintas formas en la que se emite o fija su precio:

  • Descuento o cobro de intereses «al tirón»: el título es comprado por debajo de su precio nominal, y al cancelarlo se amortiza recibiendo su valor nominal. La diferencia entre la cantidad desembolsada y el nominal es la rentabilidad que obtiene el comprador. Este no obtiene intereses periódicos sino que los cobra anticipadamente y por su totalidad. Habitualmente suelen ser pagarés de empresa o Letras del Tesoro.
  • Cupón cero: el título es adquirido por su valor nominal y amortizado con diferentes primas según el plazo de reembolso . Esta fórmula suele utilizarse para emitir bonos de caja y de tesorería bancarios.
  • Interés variable: el título, generalmente ciertos bonos o pagarés, tiene un tipo de interés que evoluciona según otro tipo de referencia, como el interbancario más un diferencial.

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *