10 consejos para ahorrar dinero viajando por Europa y en el alojamiento

10 maneras de ahorrar viajando

Cada vez más gente se decide a visitar otros países en su tiempo libre. La llegada al mercado europeo de las compañías de bajo coste ha contribuido en gran medida al crecimiento del sector turístico.

Como sabemos, viajar se ha convertido en un lujo que no está al alcance de todos. La gente quiere las mejores vacaciones al mejor precio. Desde la caída de la economía global en 2008, las cosas han empeorado, pero en Europa el turismo no se ha visto tan gravemente afectado.

El secreto de unas vacaciones a buen precio está en planearlas cuidadosamente y con suficiente antelación.

  1. Planea las vacaciones con suficiente tiempo y conseguirás precios más baratos. Esto puede suponer una gran diferencia de precio, especialmente en el precio de los billetes.
  2. Intenta evitar periodos especiales. Seguramente querrás viajar en julio o agosto, y no hay manera de evitar el hecho de que viajar en esos meses es más caro. Pero busca cuidadosamente el destino y asegúrate de que no haya eventos especiales, tales como conferencias o eventos deportivos que pueden elevar el precio de los billetes y del alojamiento.
  3. Contrata un seguro de cancelación para todo el año. Esto es más económico que contratar un seguro cada vez que viajas, si haces varios viajes al año.
  4. Compra tus billetes de avión utilizando una compañía de bajo coste. Aunque pueda ser un poco más incómodo, dentro de Europa, la mayoría de los trayectos no superan las 2 horas.
  5. Alquila el coche antes de llegar al destino, ahorrarás dinero y además no dependerás del transporte público o de los transfers de aeropuerto, en ocasiones, bastante caros.
  6. Lleva contigo un portátil, una tablet o un smartphone. La mayoría de los museos ofrecen descuentos u ofertas por reservas realizadas con anterioridad.
  7. Ve preparado y mira con tiempo cómo ir del aeropuerto hasta el alojamiento que hayas reservado. Intenta utilizar los transportes públicos que conectan el aeropuerto con la ciudad, ya que suelen ser más económicos que un taxi.
  8. Reserva alojamiento con cocina privada, así puedes preparar tus propias comidas, aunque solo sea el desayuno o una comida ligera, conseguirás ahorrar mucho dinero.
  9. Un apartamento de alquiler de corta estancia siempre es más barato que un hotel y además podrás disfrutar de la comodidad y el espacio que sueles tener en tu propia casa.
  10. Si visitas una ciudad, compra un buen mapa y lleva contigo unos buenos zapatos, que sean cómodos para caminar y ver la ciudad a pie. Es la mejor manera de conocer un lugar y además, ahorrarás dinero al no utilizar taxis o el transporte público.

¿Se os ocurre alguna más?

¿Alguna duda?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *